ESPIRITUALIDAD

 

La espiritualidad es la experiencia personal y comunitaria de Dios, en Cristo Redentor por medio del Espíritu Santo, es decir, la forma en que alimentamos y expresamos nuestra relación de fe con Jesús, animados por el Espíritu Santo.

La espiritualidad es un encuentro. Encuentro con la persona de Jesucristo. Este encuentro se hace concreto en un estilo de vida y una manera de ser y no sólo como una práctica de oración en algunos momentos del día.

Este poner la atención en la espiritualidad como sentido, no significa intimismo (un encerrarse en sí mismo), ni abandono de las propias responsabilidades personales o del necesario compromiso con nuestra historia, como hoy está tan de moda con las nuevas corrientes conocidas como "new age". En cambio la espiritualidad, es el lugar que ocupa Dios en nuestras vidas, serán como el lente a través del cual los redentoristas veamos todas las dimensiones de nuestras vidas.

ESPIRITUALIDAD Y SANTIDAD REDENTORISTA

LA ESPIRITUALIDAD REDENTORISTA.

 

La espiritualidad se ha desarrollado en nuestra concreta vocación como "redentoristas", pero no debemos centrarnos exclusivamente en lo que es específicamente nuestro, olvidando el amplio y exigente horizonte de la espiritualidad en la que se inserta el carisma redentorista en la Iglesia.

La identidad redentorista, principalmente, consiste en seguir el ejemplo de Jesucristo Salvador, en la predicación de la divina Palabra a los pobres.

Podemos señalar algunos rasgos que son característicos de la espiritualidad redentorista:

* Somos redentoristas, nuestra espiritualidad se centra en la teología de la encarnación que hace de la historia, historia de Salvación;

* Somos misioneros y, por ello, esencialmente anunciadores del Evangelio cuyo centro y corazón es la misericordia.

* Los redentoristas tienen un sentido "popular", una habilidad para aproximarse fácilmente a la gente y utiliza un lenguaje sencillo.

* La espiritualidad redentorista es fuente y fruto de misión.

* Los redentoristas sienten un cariño especial por los pobres y abandonados.

* Nuestro compromiso pastoral, especialmente con los pobres y abandonados, es esencial en nuestra espiritualidad.

* Además, como hijos de Alfonso, la Virgen, nuestro Perpetuo Socorro, tiene un lugar amplio y especial en nuestra espiritualidad.

SEGUIMIENTO DE CRISTO

Como los Redentoristas llevamos el nombre del Redentor, nuestra vida y todos nuestros esfuerzos giran en torno a la persona de Jesucristo.

La expresión «Seguimiento de Cristo» define el centro de la espiritualidad redentorista.

EL ANUNCIO

La tarea principal de los Redentoristas es anunciar la Palabra de Dios, de acuerdo con el lema del escudo "En Él hay abundante redención"... anunciamos el Evangelio como un mensaje liberador de paz y de esperanza; como una alegre noticia, que presta confianza al hombre de hoy en sus problemas y dudas, en sus angustias y necesidades.

Los Redentoristas, de acuerdo con nuestra propia tradición podemos decir que la misión popular es nuestra principal actividad.

También, según las circunstancias y las necesidades pastorales, hay otras formas de anuncio: ejercicios espirituales (retiros), pastoral de centros de peregrinación, trabajo en las comunidades de base, formación religiosa de los adultos, apostolado de prensa y comunicación, entra tantas otras.

Como Alfonso quería que los Redentoristas predicáramos con un estilo muy sencillo. Decía frecuentemente: "...Prediquen de tal manera que todos los entiendan"...... El pan de la Palabra Divina debe ser repartido en pedacitos para que queden saciados hasta los más sencillos... Aquellos predicadores que se predican a sí mismos causan un gran estrago en la Iglesia».

LOS POBRES TIENEN PREFERENCIA:

Este es otro de los distintivos de los Redentoristas, San Alfonso solía decir que la atención a los más abandonados era la tarea propia de la Congregación:

"...Tengamos por tanto, en nuestros corazones un amor particularmente tierno hacia aquellos marginados, a los que nadie presta atención"...

En nuestras Constituciones este deseo de Alfonso se sigue realizando en cada contexto social. Leemos en Constituciones 4 y 5 "Entre los grupos humanos más necesitados de socorro espiritual, los Redentoristas han de dar preferencia a los pobres y humildes de condición y a los oprimidos, cuya evangelización es señal de la llegada del Reino de Dios (cfr. Lc 4,18) y con quienes ha querido Cristo en cierto modo identificarse (cfr. Mt. 25,40).

La preferencia por las situaciones de necesidad pastoral o de la evangelización propiamente dicha y la opción por los pobres constituyen para la Congregación su misma razón de ser en la Iglesia y el sello de su fidelidad a la vocación recibida”. Los Redentoristas no debemos pasar por alto el grito de los pobres. Debemos entregarnos por entero a la redención del hombre en su totalidad, a la justicia social y al desarrollo del hombre en plenitud”

Este servicio a los pobres se desarrolla de muy diversas maneras en los cinco continentes y en más de 77 países diferentes. Muchos Redentoristas trabajan directamente en las grandes poblaciones suburbanas, con los pobres en el Tercer Mundo, con los leprosos, con los drogadictos, con los enfermos y presos, en los barrios pobres y en los campos de refugiados.

VIDA Y TRABAJO EN COMUNIDAD

No es nada fácil hacer realidad esta meta.

En la Congregación de San Alfonso se puso el acento siempre en lo común y en lo comunitario, en el grupo, en el equipo.

Leemos en las Constituciones: "Por consiguiente la ley esencial de la vida de los redentoristas es vivir en comunidad y realizar la obra apostólica a través de la comunidad" (Constit 21).

Visítanos

Paraguay 1204

1057,  Capital Federal

Bs. As. Argentina

Llámanos

T: 011- 4816 3043

F: 011- 4816 4202

©Luis Barrionuevo

Creado con Wix.com

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Gobierno-Provincial-2015